La novela histórica: una introducción 

Se entiende por novela histórica aquella que, siendo una obra de ficción, recrea un periodo histórico preferentemente lejano y en la que forman parte de la acción personajes y eventos no ficticios. Debe distinguirse por tanto entre la novela histórica propiamente dicha, que cumple estas condiciones, y la novela de ambientación histórica, que presenta personajes y eventos ficticios ubicados en un pasado con frecuencia remoto. Puede establecerse una distinción más con lo que se ha denominado la historia novelada, en que la historia es narrada con estrategias propias de la novela, aunque sin incluir elementos de ficción. Si bien existen obras anteriores de tema histórico que con frecuencia se asocian al género, suele entenderse que la novela histórica nace en el siglo XIX, en el marco del Romanticismo, de la mano del escocés Walter Scott (1771-1832). 

Scott publicó una serie de novelas ambientadas en la Edad Media inglesa en cuyas páginas se incluían eventos y personajes de la época, de las cuales la primera fue Waverley (1814) y la más popular Ivanhoe (1819), cuya acción transcurre en la Inglaterra del siglo XII, en la época de la dominación de los normandos. Este tipo de novela, que obtuvo rápidamente una gran popularidad, respondía al deseo de nacionalismo y exaltación del pasado, propio del movimiento romántico. Durante este periodo gran cantidad de autores en Europa y América se lanzaron a la producción de novelas históricas. Así, puede hablarse de autores como el francés Víctor Hugo, el italiano Alessandro Manzoni, el alemán Theodor Fontane, los rusos Aleksandr Pushkin y Lev Tolstoï, el norteamericano James Fenimore Cooper o el polaco Hernyk Sienkiewicz, autor de la célebre Quo vadis?, hoy quizá más conocida por su adaptación cinematográfica. También el movimiento realista, que siguió al romántico, dio a la luz novelas históricas destacadas con autores como Gustave Flaubert. Posteriormente, el género ha pasado por periodos de mayor o menor fecundidad, gozando actualmente de una popularidad extraordinaria. A lo largo del siglo veinte, con momentos de esplendor y decadencia, la novela histórica se ha ido adaptando a la evolución narrativa que ha experimentado el género novelístico, introduciendo todo tipo de novedades formales. En este siglo han surgido autores de verdaderos “clásicos” del género, tales como Yo, Claudio, de Robert Graves, o Memorias de Adriano, de Marguerite Yourcenar, por citar dos ejemplos inspirados en la Antigüedad clásica. 

La Edad Media, por su parte, ha dado lugar a una prolífica producción, entre la que se cuentan best sellers de la talla de Los pilares de la tierra, de Ken Follet, y ejemplos con mayor carga erudita como El nombre de la rosa, de Umberto Eco. En España, un primer periodo dio a la luz un buen número de obras relevantes para el género, con autores como Mariano José de Larra, José de Espronceda, Enrique Gil y Carrasco y, posteriormente, Benito Pérez Galdós, con sus recientemente reeditados Episodios nacionales. En la actualidad existe una abundante producción de novela histórica en nuestro país y abundantes obras recrean acontecimientos tales como la Segunda República y la Guerra Civil (con ejemplos destacados como la celebrada Soldados de Salamina, de Javier Cercas) o bien la España del Siglo de Oro (de la que es un buen representante la serie El capitán Alatriste, de Arturo Pérez Reverte), entre otros. Junto a la novela, a lo largo del siglo XX ha ido desarrollándose lo que podríamos denominar el cómic histórico. Esta variante ha ofrecido su particular visión, en los estilos gráficos más variopintos, de diversos periodos históricos: desde la Galia (no) romana de Las aventuras de Astérix, de Albert Uderzo y René Goscinny, al horror de los campos de concentración nazis de Maus, de Art Spiegelman, pasando por acontecimientos como la batalla de las Termópilas recreada por Frank Miller en 300. 

En España el cómic histórico ha privilegiado épocas remotas, con ejemplos como El Jabato, centrado en la Hispania romana. La presente guía no pretende, en absoluto, ser exhaustiva a la hora de recopilar las obras existentes de y sobre novela histórica. En su lugar, ofrece una pequeña selección de novelas y cómics históricos que forman parte del fondo de la Biblioteca Nacional, así como una serie de fuentes de información a que el interesado puede acudir para profundizar en el género. En lo que hace a nuestra selección de novelas, hemos optado por incluir tanto las obras clásicas del Romanticismo como obras actuales, destacadas bien por su calidad literaria, bien por haber sido especialmente del gusto del público lector. En cuanto a las fuentes de información que se aportan, se incluyen tanto estudios y bibliografías como diversos recursos en línea, desde bases de datos especializadas a páginas web para aficionados al género.


Género:  Novela
Premio:  12.000 € y edición
Abierto a:   mayores de 18 años sin restricciones por nacionalidad o residencia
Entidad convocante: Ediciones Áltera
País de la entidad convocante: España
Fecha de cierre:    30:09:2016

BASES
Ediciones Áltera, 2016

 Ediciones Áltera, en su propósito de fomentar la literatura que tiene por objeto la divulgación y reflexión sobre la historia, convoca el presente certamen anual, Premio Hispania de Novela Histórica, conforme a las siguientes BASES:
www.escritores.org
 1ª.- Podrán concurrir a este premio todos aquellos autores, mayores de 18 años, de cualquier nacionalidad y que presenten manuscritos redactados en español, en forma de novela y cuyo contenido y alcance se identifiquen con las características comúnmente aceptadas como propias de la novela histórica. El premio es único, indivisible y podrá ser declarado desierto.

 2ª.- Cada autor podrá participar con un único manuscrito, de extensión no inferior a 250 páginas, numeradas, escritas en tipo de letra Times, Bookman o Arial de 12 puntos de tamaño, con un interlineado de 1,5 ó 2. No se computarán para considerar la extensión de la novela las páginas de cortesía ni aquellas que contengan mapas, croquis, bibliografías, glosarios, índices, etc. Los manuscritos que no cumplan con estos requisitos no serán admitidos a concurso.

3ª.- El plazo de admisión de manuscritos comienza el 1 de mayo de 2016 y finaliza a las 00.00 horas del 1 de Octubre de 2016.

4ª.- A fin de evitar gastos innecesarios y uso masivo de papel, los manuscritos serán enviados exclusivamente a la dirección de correo: pre-miohispania@altera.net, en formato PDF. Se indicará en ASUNTO: “Premio Hispania de Novela Histórica”.

 Cada autor debe enviar dos archivos:

- Un archivo con el manuscrito de la novela, figurando en la primera página el lema y seudónimo bajo el que se presenta el autor.

- Un archivo en el que consten el título definitivo de la obra, nombre del autor, nacionalidad, datos personales y de contacto, siendo imprescindible indicar un teléfono y una dirección de correo electrónico. En este mismo archivo, los autores incluirán una declaración formal de que la novela es original e inédita, no está pendiente de resolución de otro concurso ni sobre la misma existen derechos de publicación por parte de entidad alguna. Se incluirá la firma de esta declaración por inserción de la misma, escaneada o, en su defecto, una copia del documento que acredite suficientemente la personalidad del autor, igual-mente escaneada e incluida en este archivo.

Ediciones Áltera se compromete a preservar la absoluta confidencialidad de los datos sobre los autores, los cuales serán utilizados exclusivamente para los fines del presente certamen.

 Las obras presentadas a concurso no podrán ser retiradas del mismo antes de conocerse el fallo del jurado.

 5ª.- La dotación económica del I Premio Hispania de Novela Histórica es de 12.000 euros, cantidad que se considerará anticipo de la explotación de los derechos de autor de la novela ganadora y sobre la que se practicarán las retenciones fiscales conforme a la legislación española.

6ª.- Ediciones Áltera formalizará con el autor de la novela ganadora el correspondiente contrato de edición, conforme a los usos habituales en el sector editorial y con arreglo a las siguientes condiciones generales. Los derechos de autor, establecidos sobre el PVP (IVA excluido) de los ejemplares efectivamente vendidos, son los siguientes:

- Los primeros 2.000 ejemplares vendidos: el 8%

- Los ejemplares ulteriores: el 10%

7ª- Un comité de lectores designado por Ediciones Áltera realizará la preselección de los manuscritos recibidos. A dichos lectores se les facilitará exclusivamente el archivo PDF de la novela, sin que tengan acceso en ningún caso a los datos relativos al autor de la misma. Se preseleccionarán un mínimo de CINCO y un máximo de OCHO novelas finalistas, las cuales serán puestas a disposición del jurado del premio con suficiente antelación para que pueden ser leídas y debidamente valora-das antes de emitir su fallo. El jurado se atendrá únicamente a la calidad literaria, excelencia y maestría narrativa de las obras sometidas a su consideración, sin que haya lugar a distintas consideraciones de ningún otro género.

8ª.- En el jurado habrá un representante de Ediciones Áltera con derecho de voto y cuya misión fundamental será velar por la limpieza y transparencia en el proceso de deliberaciones y otorgamiento del premio. Dicho jurado estará compuesto por personas de reconocida trayectoria en el ámbito de la literatura y la divulgación/docencia de la historia. El jurado es soberano para dirimir cualquier cuestión que surja sobre el procedimiento y aplicación de las presentes bases. La composición del mismo se hará pública al mismo tiempo que la proclamación de la novela ganadora.

9ª.- El fallo del jurado se comunicará personalmente al autor/a de la obra ganadora, en el mes de Octubre de 2016.

 10ª.- El autor/a de la novela premiada se compromete a estar presente en el acto de entrega del premio, así como a participar en cuantos eventos promocionales de dicha obra y del Premio Hispania de Novela Histórica organice Ediciones Áltera.

11ª.- Ediciones Áltera se reserva el derecho preferencial de publicación de aquellas obras que, habiendo sido finalistas pero no premiadas, a criterio de la editorial reúnan óptimas condiciones de calidad e interés para el público lector. Este derecho preferente podrá ejercerse en los siguientes 60 días a la proclamación del fallo del jurado. Pasado dicho plazo sin que Ediciones Áltera haya manifestado su intención en este sentido, las obras finalistas quedarán libres del mencionado requisito. Pasado este plazo de tiempo, Áltera podrá realizar a los participantes cuantas propuestas estime, fuera ya del ámbito del premio al que concurrieron.

12ª.- La participación en el presente certamen supone el acuerdo con las bases del mismo en todos sus puntos. La organización del premio no mantendrá contacto ni correspondencia con los participantes, no informará sobre el desarrollo del certamen y velará por la confidencialidad de los archivos aportados por los autores.

 13ª.- Las deliberaciones del jurado son secretas y su fallo inapelable.

 14ª.- Todas las comunicaciones públicas que tengan lugar en relación al Premio Hispania lo serán preferentemente a través de medios propios como son los blogs y las webs del Grupo Editorial Áltera.
El Siglo de las Luces fue una época crucial, porque en él arrancó la polémica feminista, el debate en torno a la igualdad entre ambos sexos.

Montserrat Suáñez. Mujeres en la historia(3) La Ilustración.

P.- ¿Qué importancia tuvo el Siglo de las Luces para los derechos de las mujeres?
R.- El Siglo de las Luces ue una época crucial, porque en él arrancó la polémica feminista, el debate en torno a la igualdad entre ambos sexos. Esto no quiere decir que la idea fuera acogida con agrado por la mayoría de los varones ilustrados, pero fue una consecuencia inevitable de las nuevas corrientes de pensamiento que comenzaban a extenderse. Las mujeres cultivaron ese sentimiento igualitarista y lucharon por no quedar excluidas de los derechos y libertades que se planteaban, del acceso a la educación. Su éxito fue relativo, pero no deja de constituir un paso de gigante.

P.-¿Se puede decir que en gran parte la cultura europea estuvo marcada por los Salones que regentaban algunas mujeres parisinas?
R.- Sin duda. Todo se debatía y se tramaba allí, fueran teorías científicas, obras literarias o conspiraciones y revoluciones. Al convertirse en centro de reunión de filósofos, políticos e intelectuales, esos salones fueron el cauce a través del cual comenzó a difundirse la nueva ideología, y para los artistas un medio de encontrar mecenazgo y dar a conocer su obra. 

P.-¿Te ha sido fácil pasar del S. XVI en tu novela La corte del diablo a la época de la Ilustración de Mujeres en la historia 3?
R.- No ha sido demasiado complicado. Aunque mi novela transcurre en la segunda mitad del siglo XVI, en mis blogs abordo temas de épocas diferentes. Uno de ellos está íntegramente dedicado al reinado de Luis XIV, cuyo final coincide con los comienzos de la Ilustración.

P..-¿Cuáles serían las mujeres de las que se trata en el libro que para ti fueron las más significativas de esta época? 
R.-Yo elegiría tal vez a Mary Wollstonecraft, la madre de Mary Shelley. Fue una feminista pionera que luchó por el acceso de las niñas a la educación y por la igualdad de derechos, sintetizando en su obra los argumentos de la polémica. Entre las famosas salonistas francesas tan influyentes me quedo con la marquesa du Châtelet, una mujer libre y rebelde que estudió álgebra y física en una época en la que la ciencia aún estaba vedada a las mujeres. Una vez se vistió de hombre para lograr entrar a un café en el que se reunían los científicos de la época, y poder así discutir de matemáticas. En España también tuvimos nuestras representantes, por ejemplo Josefa Amar y Borbón, defensora de la educación laica y de la igualdad de la mujer. Y, desde luego, no podemos olvidar a Olympe de Gouges, autora de la Declaración de los derechos de la mujer y de la ciudadana, uno de los textos fundamentales de la Revolución. Pero en la antología no solo hay intelectuales, sino también mujeres que defendieron sus ideales con las armas o incluso desde el claustro de un convento, y un personaje fascinante por su complejidad y contradicciones: Catalina la Grande, ejemplo perfecto de despotismo ilustrado, de aquel "todo para el pueblo, pero sin el pueblo". 

P..-¿Cómo has vivido tu experiencia como antóloga y responsable de la edición literaria de esta obra?
R.-Para mí ha sido una nueva experiencia y una aventura apasionante. Me he divertido mucho preparando esta antología, y quiero dar las gracias a Miguel Ángel de Rus y Vera Kukharava por haberme confiado la labor, y a las autoras por los magníficos relatos que han aportado al proyecto. M.A.R. Editor ha logrado reunir un equipo estupendo.

P..-El proyecto Mujeres en la Historia recupera figuras femeninas desconocidas. En Mujeres en la historia 1 desde 1800 a 1940; en Mujeres en la historia 2 desde 1940 hasta hoy y en este volumen, mujeres del Siglode las Luces. ¿Crees que proyectos de este tipo deberían ser estudiados para facilitar el conocimiento del papel de la mujer?
R.-Es una propuesta interesante. Sería muy útil para rescatar todos esos nombres a los que tradicionalmente se les ha negado el lugar que les corresponde. El proyecto abarca nombres importantes, aunque no están todas las que merecerían figurar. El tema daría para muchos volúmenes, y este homenaje literario me parece una forma hermosa y amena de acercarnos a esas mujeres, de conocerlas, valorarlas y comprenderlas. Espero que M.A.R. Editor las siga recuperando en futuras antologías.

Una leyenda puede cambiar el curso de una vida. La creencia es tan fuerte que determina cómo se comporta un pueblo entero. En Colonia San Pedro, la recién llegada Lucía Ferrara, maestra rural, se ha puesto como misión educar a los niños aborígenes del lugar que no asisten usualmente a clases. Es allí donde se topa con la mayor resistencia: muchos de ellos no estudian porque deben trabajar en la finca Los Cigarrales. Es allí, también, donde se topa con la leyenda: hace años, los dueños del establecimiento tuvieron que dejar la colonia porque los lugareños acusaron a su hijo, Santiago Aldama, de ser un asesino, la encarnación de un mítico personaje fantástico de la zona. Cuando Santiago retorna a Colonia San Pedro para dirigir la finca, se encuentra, una vez más con la resistencia popular: otra vez la leyenda amenaza con expulsarlo. Decidido a quedarse, hará un pacto con Lucía: ella deberá limpiar la imagen de Santiago frente a los pobladores; él le permitirá tener una escuela para los niños de Los Cigarrales. Entre la conveniencia y la desconfianza, entre los secretos que se ocultan, nacerá una atracción peligrosa entre ambos. Con el incomparable paisaje del Iberá como marco, Adriana Hartwig, una de las autoras de novela histórica más prestigiosas del último tiempo, retoma su particular visión de la historia, el amor, los mitos populares y las relaciones humanas.

Con "Inca", el realizador y escritor español Borja Cardelús se adentra en la compleja sociedad del pueblo originario de los Andes de una forma hasta ahora inédita: la novela histórica, que pese a la fascinante trama que conforman los últimos años del imperio antes de la llegada de los españoles, nunca había sido abordada desde la ficción. Su fascinación y conocimiento de la civilización incaica comenzó con otro libro, "Cápac Ñan. 

El gran camino inca", que escribió como parte de una serie sobre los grandes corredores ecológico-culturales de América Latina y publicado hace tres años. Para hacerlo tuvo que "investigar muchísimo la vida de los incas, y hubiera querido meter en ese libro todo lo que había investigado, pero no hubo sitio y pensé que se podía hacer una novela", explica Cardelús a dpa. Pero además, porque no había ninguna novela histórica sobre los incas. "Ha habido varias sobre los aztecas, tampoco demasiadas, hay sobre la llegada de los españoles, pero sobre la riquísima vida de los incas no había nada y esto fue el segundo estímulo". El libro abarca los últimos tiempos en la vida de Huayna Capac, el nieto del fundador del imperio inca, Pachacutec, y quien amplía y consolida la conquista que había iniciado su abuelo. Y también la lucha por la sucesión que se produjo tras su muerte entre dos de sus hijos, uno legítimo y el otro bastardo, para finalizar con la llegada de los españoles y la caída del Tahuantisuyo (el imperio inca). "Era una sociedad fascinante de la que no se conocía nada, fascinante tanto por su mundo, la sociedad, las leyes que los regían como por la cantidad de conflictos internos que hubo en la última época de los incas. Hubo una cantidad de conjuras, golpes de Estado, asesinatos incluso, que desde luego componían una novela que parece de ficción pero es real", señala Cardelús, autor de numerosos documentales y libros sobre temas de naturaleza españoles y americanos, como "Crónicas Paralelas de Iberoamérica", "Luces de la Cultura Hispana" o "La huella de España en Estados Unidos". 

Uno de los elementos fundamentales de "Inca" es que toda la trama se basa en hechos reales que Cardelús fue componiendo, como en un rompecabezas, de su lectura de las diversas fuentes dispersas que existen sobre la civilización incaica. "Excepto los complementos indispensables para hacer la novela, los personajes que pongan carne a la historia, todo es real. Todos los personajes, todos los acontecimientos, por extraños, por extraordinarios que parezcan, son reales". "Los españoles, cuando tomaron el Tahuantisuyo, se quedaron impresionados con lo que había y tomaron muchísimos testimonios de gente que lo había vivido y lo dejaron en sus crónicas", añade, ya que los incas no tenía escritura. 

El problema es que estas crónicas están dispersas en diferentes lugares, en Lima, en el Archivo de Indias de Sevilla o en Madrid, en castellano antiguo y con lagunas que hay que completar. "Quizá por ello no se había hecho una novela aún", señala el autor, para quien la obra es también su primera incursión en el género de novela histórica. Por ahora, el libro se edita solamente en España, aunque ya hay negociaciones con editoriales peruanas para publicarlo allí, donde para Cardelús es donde más repercusión debería tener, porque "aporta muchísima información dispersa" que hasta ahora solamente está en ensayos de especialistas y en las propias fuentes de aquella época. "Inca" abre una puerta a este mundo surgido a partir de Pachacutec, que fue quien reformó todas las bases de lo que iba a ser el imperio inca: la administración, las leyes, el clero. Y puso los cimientos para la expansión posterior. Un territorio que iba de Colombia a Chile y Argentina. "El río Maule, en Chile, fue donde se estableció la frontera", así como en el territorio argentino debido a que estaba despoblado y los incas necesitaban gran cantidad de mano de obra para su organización social. 

El problema fue que llegado a un punto el imperio era demasiado grande para ser gobernado, incluso pese a la extraordinaria red de comunicación y transporte que crearon los incas. "Los personajes pedían una novela", explica Cardelús, sobre todo tres de los principales del libro: la madre de Atahualpa, hijo bastardo de Huayna Capac, que maniobró a favor de su hijo; la hermana de Huáscar, el hijo legítimo, que manejó los hilos por su hermano, con menos luces y demasiado impulsivo; y el régulo (señor) de una de las naciones conquistadas, que no se resignó al sometimiento y urdió la manera de liberarse del imperio. 

 El libro se presenta hoy en la Casa de América de Madrid con la presencia del embajador de Perú en España, Francisco Eguiguren. Y junto con el panel del Capac Ñac, en el que se han dibujado los tramos del Camino del Inca que serán declarados en breve Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Cardelús cree además que la historia podría convertirse algún día en "una película fantástica". En realidad en dos: una sobre la novela y otra sobre el fundador del imperio, Pachacutec, "que es un personaje de una altura intelectual impresionante, acaso el hombre más importante de América del Sur antes de la llegada de los españoles".

La novela La escultura del amor, del escritor Sebastián Jarré se ha alzado con el Premio de Novela Histórica Cosmopolita en su primera edición, según informa la editorial. La novela ganadora del premio (dotado con 20.000 euros) será publicada el próximo 15 de octubre. 

El jurado, compuesto por los escritores Luis Ford y Jesús De los Santos, la editora de Ediciones Z Lucía Ruiz, el periodista Ernesto Avalos y José Roldán, en representación de la editorial Diogediciones, falló hoy que la ganadora de esta primera edición sea la obra La escultura del amor de Sebastián Jarré. El jurado ha decidido el fallo por mayoría, declarando que “con el telón de fondo de la construcción del Partenón, Sebastián Jarré construye una novela redonda, de amor y profundo arte, que emociona hasta las lágrimas al lector.” 

El autor, que se manifestó emocionado tras conocer el fallo, ha querido “dar las gracias a los miembros del jurado por haber escogido este puñado de páginas entre tantas novelas presentadas, dándome la oportunidad de ganar algo admirable”, según informa el comunicado de la editorial. 

¿De qué va La escultura del amor? 
Es la historia no oficial de Fidias, un escultor del calibre de Miguel Ángel, cuya pasión por la perfección y grandeza en las esculturas da como resultado el Zeus de Olimpia, una maravilla del mundo. Su amor imposible, Fedra, es la historia que jala su desproporcionando talento por lo grandioso. Ese amor, no declarado, jamás concretado, lo volcará en sus inmensas esculturas llevando adelante la construcción del Partenón.

En la última novela de Almudena de Arteaga- “Por amor al emperador”-, hablan las mujeres que quisieron a Carlos V. La autora desvela cómo fueron sus vidas, sus íntimos pensamientos, sus pasiones y su relación con el hombre que rigió sus destinos. 

Almudena de Arteaga es premio internacional Alfonso X el Sabio 2004 con María de Molina, tres coronas medievales; premio Algaba de Ensayo Histórico 2007 con Beatriz Galindo, maestra de reinas y premio Azorín de Novela 2012 con Capricho.

Libro de 368 páginas, publicado por la Editorial La Esfera de los Libros en 2016 Sinopsis del libro de Almudena de Arteaga En esta novela hablan por primera vez y en primera persona algunas de las mujeres que amaron al emperador Carlos V: su madre Juana de Castilla, sus tías Margarita de Austria y Catalina de Aragón; sus hermanas Leonor, Isabel, María y Catalina; su mujer Isabel de Portugal; sus amantes Germana de Foix, Bárbara Blomberg y Johanna van der Gheyst; sus hijas María y Juana; su bastarda Margarita de Parma y sus sobrinas Cristina y Dorotea. 

El hombre más poderoso del mundo, también gobernó la vida de estas mujeres que se entregaron en cuerpo y alma a su servicio, al de la casa de Austria y al del imperio. Carlos las amó, las respetó e incluso delegó en ellas el gobierno de sus vastas tierras, pero la historia ha guardado escaso recuerdo de sus vidas y de sus logros… Hasta ahora, en que Almudena de Arteaga, con su maestría y originalidad habituales, les da voz para que ellas mismas desvelen cómo fueron sus vidas, sus íntimos pensamientos, sus pasiones y su relación con el hombre que rigió sus destinos.